Roberto Sevillano: Una vida llena de música

Reportaje de archivo. Realizado: abril 2013.

(CELEBROVSKY, Pilar) Con la música House en pleno auge, son pocos los que tienen el privilegio de vivir y disfrutar ejerciendo una profesión que es la envidia de muchos jóvenes: la de un deejay. Yo he tenido el placer de hablar con Roberto Sevillano, Dj residente del CDLC, en Barcelona, y productor. Este vasco, radicado en la ciudad condal, lleva la música en las venas. Desde pequeño, nos cuenta él, se escuchaba música en su casa “mis hermanas ponían la música súper alta y yo también”.

Sus comienzos en el mundo de la noche fueron fruto de la casualidad, se puede decir que estaba destinado a ser Dj “un día de esos en los que escuchaba música, por casualidades del destino, un vecino mío me escucho y ahí empezó todo”. La suya, es la historia que cualquier jovencito quisiera vivir pero que quizás no todos sabrían llevar.

oberto lleva casi toda su vida entre artistas y mesas de  mezclas, desde que era un niño empezó a andar en este mundo, su primer trabajo fue en Korus, una discoteca que trabajaba con los 40 Principales, apenas tenía 14 años, pero los suficientes para saber que su estilo musical no era el pop – rock comercial. Sin embargo, su experiencia en Korus le abrió puertas que lo condujeron hacia KU, un local referencia de música house en San Sebastián, lugar del que guarda grandes recuerdos y la amistad de alguien muy especial: Juan Carlos Sánchez, quien le dio la oportunidad de pinchar al lado de los grandes de aquel entonces, entre los que destacan Laurent Garnier y Rolando.

Así, Roberto veía como su sueño de niño iba cobrando formando, sin embargo, no todo fue color de rosa, en su casa eran conscientes de que él era aun un niño y pronto llegaron las preocupaciones, sus padres desconfiaban del mundo de la noche, de la cuantía que su hijo ganaba y del horario que tenía para pinchar, sobre todo si tenemos en cuenta que en aquella época, la ruta del bakalao, un movimiento protagonizado por jóvenes que buscaban divertirse con algo más que una buena música o una copa, estaba en su punto más álgido. “Yo me enfadaba porque yo no consumía, y nunca he consumido drogas, es algo de lo que me siento muy orgulloso, pero claro, ellos se preocupan”.

Pero los años dieron paso a la normalidad y para sus progenitores pronto entendieron que no tenían por qué preocuparse. De hecho, hay una anécdota que demuestra que lo que Roberto quería no era comerse la noche, si no al público “un día llegue para pinchar en la discoteca y una Gogo me pregunto “niño, ¿tú qué haces aquí? Y yo le respondí “yo vengo a trabajar, ¿y tú?”

“mis tres horas para dedicarlas a la música no me las quita nadie”

Roberto es una persona tranquila, habla sin prisas y no tiene reparos en dar todo tipo de detalles sobre su vida. A diferencia de otros muchos deejays, él no tiene la fama subida a la cabeza, es una persona normal, amante de la música y que disfruta mucho de su tiempo libre, tanto que tiene inconvenientes en decir “No” a algunas ofertas.

Muchos pueden pensar que su vida consiste en pinchar un par de horas algunos días y no  hacer nada el resto del día, pero Roberto no es así, tiene una jornada laboral apretada, pero satisfactoria, trabaja para el Parlament de Catalunya durante el día y a final de semana cumple con sus obligaciones como Dj, las que disfruta como si fuera un niño “a veces hay días apretados, llego a casa a las tantas, pero mis tres horas para dedicarlas a la música no me las quita nadie” para él ser deejay no es un trabajo, es una pasión.  Precisamente por ser consciente de lo ajetreada que es la vida de alguien que se dedica al mundo de la noche, destaca la organización que deberían tener los deejays “es un mundo en el que hay mucha tensión, y si no tienes organización, te come”

Actualmente, muchos jóvenes envidian a los grandes de la música House o de la electrónica, algo que los lleva a que   pinchen a precios realmente bajos, o incluso bajos. Aunque eso no es bueno ni para ellos ni para los locales, a estos “deejays”sin experiencia les puede quedar grande una sala, y los abucheos y silbidos no se harán esperar. A lo que hay que sumar que, tal y como el mismo Roberto afirma, “una vez cobran tan poco, no pueden pedir más, porque quien lo contrató a él contratará a otro por un precio menor”

Roberto ha llegado lejos, no sólo ha trabajado en España, también ha recorrido Europa, pero lo hace con total normalidad, Roberto es tal cual se ve, transparente, sin segundas caras, nunca ha buscado la fama y tampoco explota su imagen ni llena Internet con su nombre, aunque como él mismo reconoce “el tema de las redes sociales y la publicidad me ha hecho ganar más de una bronca…” Roberto es la prueba de que hay deejays muy diurnos que tienen éxito en la noche haciendo únicamente lo que les gusta: la música.

A continuación, puedes ver un vídeo explicativo de cómo funciona una mesa de mezclas!

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. QUEDA PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL REPORTAJE. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s